Meditación del escáner corporal

La meditación del escáner corporal nos introduce en el aprendizaje del mindfulness. Se recomienda realizar esta práctica al menos una vez al día durante esta primera semana.

Recuerda que lo importante en esta práctica es cultivar la conciencia plena a las sensaciones que aparecen en la zona del cuerpo a la que estamos prestando atención, dejando de lado los pensamientos acerca de esa zona del cuerpo. Se trata de observar con actitud atenta y curiosa con el ánimo de descubrir qué sensaciones hay presentes y cómo van cambiando momento a momento sin analizarlo a través del pensamiento.

Al realizar esta práctica  puede que te relajes  y si estás cansado te quedes dormido. Es algo normal y no hay que inquietarse por ello. Lo que puedes hacer para evitar quedarte dormido es abrir un poco los ojos de vez en cuando o realizar esta práctica sentado en una silla.

También es frecuente al inicio distraerse con los pensamientos que van surgiendo. No te preocupes por ello, recuerda que estás aprendiendo y que lo importante es darse cuenta de que uno se ha distraído y volver de nuevo a centrarse en la zona del cuerpo que se indica. No importa las veces que te distraigas vuelve una y otra vez con amabilidad tu atención a las sensaciones del cuerpo. Aunque parezca que no avanzas, confía, la semilla de la conciencia plena cultivada con tu intención y regada con tu atención florecerá si perseveras.

Puede ser que en ciertas zonas del cuerpo no sientas nada, que hayes como una especie de vacío de sensaciones. SI ocurre ésto entonces observa esa ausencia de sensaciones. Con el tiempo gracias a tu atención reconectarás con esa zona y aparecerán las sensaciones.

También te recomiendo un diario de prácticas en el que vayas anotando todo aquello que te parezca interesante y relevante después de cada sesión: descubrimientos, dificultades, progresos, dudas…

Animo y buen viaje de reconexión con tu cuerpo.

Meditación del escáner corporal

by Andrés Parejo